Preguntas y respuestas sobre Diabetes y COVID19

Publicado el 9 de junio de 2020

Santiago, mayo de 2019 

Queridos socios: 

Frente a esta pandemia que estamos viviendo, queremos compartirles las sugerencias que nuestro equipo educativo ha preparado con el fin de ayudar en las acciones y decisiones que cada familia con un miembro con DM1 debe tomar constantemente. A continuación, encontrarán las dudas más frecuentes y una sugerencia respectiva. 

¡Esperamos que sea de ayuda! Les recordamos también que nuestro equipo educativo (enfermera, nutricionistas y psicólogas) sigue trabajando en las asesorías, talleres y webinars a la distancia y que pueden revisar toda la información referente a COVID-19 y diabetes publicada por la FDJ este tiempo en https://diabeteschile.cl/cuidados-en-tiempos-de-coronavirus/ 

Un abrazo fraterno, a cuidarse en familia, 
Franco Giraudo A. 
Médico Asesor FDJ 

Se dice que las personas con DM1 somos un grupo de riesgo, ¿a qué se refiere eso? 

El riesgo de contagio de COVID-19 y otras enfermedades respiratorias es el mismo que cualquier persona y depende de su exposición a alguien que esté contagiado a su vez (que puede ser asintomático). 

La palabra riesgo se utiliza para dar a entender que podría haber una evolución no tan favorable como el resto de las personas enfermas, pero esto depende, en el caso puntual del COVID-19, de otros aspectos que son fundamentalmente como el control glicémico y el peso. 

¿Cómo prevenir que alguien con DM1 se contagie de COVID-19? 

Lo más importante son las medidas generales: evitar la exposición con personas contagiadas (que pueden no tener síntomas, pero transmitir la enfermedad), el lavado de manos frecuente (con agua o alcohol gel) y evitar tocarnos la cara cuando no tenemos las manos limpias. Dado que el COVID-19 puede producir síntomas como de resfrío común o no producir ninguno, es esencial que, frente a aparición de algún síntoma respiratorio como tos, mocos y/o dolor de cabeza o de cuerpo intensos, hagamos reposo estricto en casa, para evitar seguir transmitiendo la infección a otras personas. Muchas veces los síntomas se minimizan, pero la respuesta de otra persona a la infección puede ser diferente y más grave. ¡Es tarea de todos evitar seguir transmitiendo este virus! 

¿Qué debo hacer si tengo un familiar COVID-19 positivo en casa? 

En caso de tener un familiar diagnosticado o con sospecha de COVID-19, es importante intentar mantener la distancia. Sabemos que no siempre es posible, pero lo ideal es poder dormir en otra pieza y evitar el contacto físico, usar otro baño o limpiarlo con cloro posterior al uso por el contagiado y no compartir utensilios de cocina ni aseo. Los espacios se deben mantener ventilados. Estas medidas no garantizan prevenir el contagio, pero reducen su posibilidad. 

Si me contagié, ¿qué debo hacer? 

La enfermedad propiamente tal, al ser producida por un virus, se trata sólo con medidas sintomáticas: algo para aliviar los dolores y fiebre, mantenerse hidratado y reposar. En caso de un cuadro más agresivo, que ocasione dificultad para respirar, es importante ser evaluado en la urgencia. 

Respecto a la diabetes, hay que intentar mantener el control de nuestras glicemias. Todas las infecciones provocan un aumento en la glicemia, por lo que debemos aumentar la dosis de la insulina (se puede partir con 20-30% de la insulina basal diaria extra) y aumentar la frecuencia de mediciones de glicemia, para ajustar la insulina ultra rápida (en función de la glicemia actual y lo que comemos). Es muy probable que tengamos que aumentar en el mismo porcentaje los bolos de insulina ultra rápida, ya que nuestro cuerpo requerirá más insulina para funcionar como de costumbre. En caso de glicemias altas mantenidas (>250 mg/dl por un día), es ideal poder evaluar si hay aparición de cetonas, las que se pueden medir en sangre u orina e indican que debemos aumentar la insulina, para evitar llegar a la complicación llamada cetoacidosis, que es grave y requiere de hospitalización en UCI. 

Es ideal poder contar con el número de tu enfermero y/o médico para asesorarte en caso de glicemias muy altas “incontrolables” y/o aparición de cetonas, que es una urgencia, pero que puede ser tratada desde la casa. 

Jamás debemos suspender la insulina basal, aunque estemos comiendo muy poco, ya que esto puede generar una cetoacidosis. 

Si me contagié, ¿cómo evolucionaré? 

Los estudios que reportan mayor riesgo de complicaciones por COVID-19 en pacientes con diabetes, en general están realizados en adultos con DM2 y con obesidad, por lo que la situación no es completamente extrapolable a alguien con DM1. Es probable que, si logramos controlar las glicemias durante la infección por coronavirus, el resultado sea más menos el mismo que en la población general. Es decir, dependerá fundamentalmente de la edad y el peso de la persona enferma. 

¿Cuándo acudir al servicio de urgencia? 

Existen dos motivos para ir a la urgencia: 

  1. Signos de gravedad del COVID-19, como dificultad para respirar y/o un estado general muy malo. 
  1. Problemas con la diabetes: aparición de cetonas que no logramos controlar en casa, que en general se evidencian como glicemias muy altas, acompañadas de dolor abdominal, con nauseas y un aliento extraño, como “frutal”. Hay que recordar que esta situación es tratable en casa en primera instancia, por lo que debemos evitar ir a la urgencia, a menos que no sea efectivo su tratamiento en casa. 
company logo
  • Sede Central : Lota 2344, Providencia, Chile. Teléfono: +56 2 2367 3900 Correo electrónico: fdj@diabeteschile.cl
  • Sede Viña del Mar : Av. Valparaíso #507, oficina 208, Edificio Portal Alamos, Viña del Mar. Región de Valparaíso. Teléfono: +56 2 2367 3964 Correo electrónico: fdjquintaregion@diabeteschile.cl