El diagnóstico, la vuelta a clases y la relación con nuestros hijos

Publicado el 7 de octubre de 2016

Enfrentarse al diagnóstico de una enfermedad crónica, es enfrentarse a un mundo, hasta entonces, totalmente desconocido. ¿Les ha pasado que de un minuto a otro la relación con su hijo o hija es 100% basada en la diabetes? o que a veces estamos tan preocupados que se nos olvida preguntarles ¿cómo le fue? o ¿cómo lo pasaron?

Sí, a todos nos pasa y es normal. Esto es debido a que, durante un tiempo, estuvimos ahí con nuestros hijos cuidándolos, atentos a sus glicemias, sus comidas, sus dosis de insulina y, por un momento, pareciera que también es nuestra diabetes.

Nos preocupamos de enseñarle lo que vamos aprendiendo, de acompañarlo y apoyarlo para llevar esta nueva condición  en su vida. Sin embargo, llega un momento donde debemos continuar con nuestra vida y retomar ciertas rutinas que son normales para nuestros hijos.

Es así como nos enfrentamos a la tan temida vuelta a clases. Sentimos miedo y ansiedad porque no podremos estar ahí con ellos. Intentamos hacer todo lo que está en nuestras manos para transmitir la información adecuada al colegio; qué es la diabetes, qué es una hipo e hiperglicemia, cómo tratarlas, las colaciones, entre tantos otros temas.

¡Y llegó el día! nuestros hijos vuelven al colegio. Como padres queremos saber cómo estuvieron sus glicemias, si lo ayudaron a ponerse la insulina o cualquier duda que nos pueda surgir, que es totalmente esperable y natural. Hasta que (después de una larga espera, condicionada por nuestras propias ansias de saber con certeza que todo estuvo bien) llega el momento del reencuentro; termina la jornada escolar y la primera pregunta que realizamos es, probablemente, alguna relacionada con su diabetes.

Él o ella, al igual que cualquier niño, tienen mucho por contar respecto a su día y si nosotros “diabetizamos” la relación, nos perderemos de conocer a nuestros hijos y ambos terminarán por aborrecer estas preguntas y, por consiguiente, la relación se irá desgastando.

Es importante tener siempre claro que la diabetes no determina a las personas, por lo tanto, nuestros hijos, antes que hijos con diabetes, son hijos y niños por lo que es fundamental que les preguntemos a qué jugaron, cómo lo pasaron, qué aprendieron, para así poder validar su experiencia como niño y no como “niño con diabetes”. Es por esto que sugerimos no priorizar la diabetes antes que su día a día (siempre tendremos el espacio para este tipo de preguntas), para que él pueda sentirse como el niño que es y no como “el niño con diabetes”.

Es importante tener claro que las aprensiones son naturales y esperadas, pero es necesario intentar no transmitir estas ansiedades a nuestros hijos.

Aquí una serie de ideas sobre que preguntar  a los niños después del colegio.

1- ¿Has descubierto algo interesante hoy?

2-  ¿Hubo algo que te hiciera muy feliz?

3-  ¿Qué fue lo más raro que viste hoy en el colegio?

4 – ¿A qué jugaste hoy y con quién?

5- ¿Qué es lo que más les gusta jugar a todos los niños en el recreo?

6- ¿Hubo alguien que te hiciera enojar?

7-  ¿Pudiste ayudarle a alguien en algo? ¿O alguien te ayudó a ti en algo?

8-  ¿Alguien te ha pedido que guardes un secreto?

9 – ¿Qué fue lo que más te gustó de lo que aprendiste hoy?

10 -¿Qué te gustaría hacer para que la clase que más te aburre fuera más divertida?

11- ¿Cuál ha sido tu parte favorita de la comida?

12- Si todo lo que ocurre en clase estuviera en Facebook, ¿a qué le darías un Me gusta?

13- ¿Qué canción elegirías como la canción del día?

14 -Sí mañana fueras el profesor por el día ¿qué harías?

 

Muchas veces hacemos preguntar amplias tanto a niños como adolescentes, cuando acotamos nuestra pregunta es más sencillo obtener una respuesta.

¡Te invitamos a probar alguna de estas preguntas!

Verás que recibirás respuestas que te asombraran y podrás ir conociendo más a tus hijos.

 

Francisca Mena Salas

Psicóloga Fundación Diabetes Juvenil de Chile

company logo
  • Sede Central : Lota 2344, Providencia, Chile. Teléfono: +56 2 2367 3900 Correo electrónico: fdj@diabeteschile.cl
  • Sede Viña del Mar : Av. Valparaíso #507, oficina 208, Edificio Portal Alamos, Viña del Mar. Región de Valparaíso. Teléfono: +56 2 2367 3964 Correo electrónico: fdjquintaregion@diabeteschile.cl