Vacunas contra el COVID-19 y diabetes ¿Qué hago en mi caso?

Publicado el 2 de marzo de 2021

No hay dudas que el 2020 rompió todos nuestros esquemas y que el acostumbrarse a la nueva normalidad ha sido un trabajo arduo para todos. Dentro de este proceso, en Chile nos encontramos en una situación favorable respecto a otros países y es que contamos con herramientas que prometen ayudar en el regreso a nuestra vida en sociedad: las vacunas para el SARS-CoV-2.

Numerosas vacunas están siendo estudiadas para combatir la pandemia, con diferentes mecanismos de acción, pero todas pretenden lo mismo: “educar” a nuestro sistema inmune para prepararnos para el contacto con el virus, cuando este llegue.

Franco Giraudo A. – Médico asesor FDJ

Es importante recalcar que todas las vacunas para el SARS-CoV-2 disponibles para su uso en la actualidad siguen siendo estudiadas, ya que para su aprobación definitiva se requieren estudios a largo plazo, al igual que el proceso de lanzamiento de cualquier fármaco. En Chile y el mundo, varias de estas vacunas han obtenido la aprobación para su uso excepcional mientras se termina de generar la evidencia científica necesaria para otorgar su aprobación final por organismos regulatorios como FDA, ISP, EMA, entre otras.

Nuestro país ha conseguido un número importante de vacunas en relación con el tamaño de nuestra población y ha comenzado su distribución de acuerdo con un calendario en base al riesgo de las personas frente a una infección por el virus, priorizando a los que más necesitan la protección. Dentro de estas categorías encontramos a las personas con enfermedades o condiciones de salud crónicas, que pudiesen tener un mayor riesgo de desarrollar complicaciones con la infección.

Frente a esto, surgen varias preguntas, que intentaremos responder a continuación:

¿Son seguras las vacunas disponibles actualmente?

Sí. Las vacunas disponibles en Chile han demostrado ser seguras y eficaces. El proceso de investigación ha sido de acuerdo con lo reglamentado y existen evidencias científicas disponibles públicamente que lo avalan. Si bien los estudios clínicos siguen en marcha, con la información actual podemos concluir que sopesando las ventajas por sobre los eventuales efectos adversos, conviene vacunarse.

¿Cómo actúan las vacunas?

El objetivo de estas vacunas no es impedir la infección viral, ya que esto es muy difícil y poco realista, sino evitar las complicaciones graves producto de la infección, principalmente hospitalización y muerte producto del COVID-19.

Para esto, las vacunas generan la identificación del virus por nuestro sistema inmune sin necesariamente tener el virus en sí, a través de la inoculación de partes de este (proteína de superficie S) o a través del virus inactivado, como la vacuna de la influenza. Estos mecanismos de acción son seguros y efectivos para la prevención de complicaciones por la infección y los estudios que han probado esto han sido bien diseñados y evaluados por expertos a nivel mundial, imparciales.

¿Qué riesgos representa la vacunación?

Toda acción médica conlleva riesgos; como el inyectarse insulina nos salva la vida a diario, pero puede generar hipoglicemias. Para que un fármaco o vacuna sea utilizado se demuestra que los riesgos son escasos y que los beneficios son muchos. Esto ya ha sucedido con las vacunas que disponemos actualmente para el SARS-CoV-2.

Las vacunas disponibles podrían ocasionar dolor en el sitio de punción y un leve malestar general, como al “estar incubando una gripe”, molestias que son transitorias (2 a 3 días habitualmente) y que no dejan problemas posteriores.

Los casos de enfermedades graves asociadas a las vacunas han sido anecdóticos y no se tiene certeza que hayan sido debidos a la vacuna. Por esta razón aún se continúan estudiando estos aspectos antes de otorgar las aprobaciones definitivas.

¿Es recomendable que una persona con algún tipo de diabetes mellitus reciba la vacuna?

Sí. El riesgo de presentar una complicación de la enfermedad producida por este coronavirus pudiese mayor en personas con diabetes, que depende fundamentalmente de la edad, peso y control glicémico (importancia de los factores en ese orden). Por lo anterior, contar con una herramienta de prevención de complicaciones es fundamental y se aconseja a las personas con algún tipo de diabetes recibir la vacunación.

¿Quiénes pueden recibir la vacuna?

Las vacunas tienen cada una sus indicaciones, basadas en los grupos de personas que han sido estudiados. Es importante mencionar que los estudios clínicos que llevaron a las aprobaciones transitorias de las vacunas disponibles en Chile actualmente, incluyeron a personas con DM1 y DM2, no evidenciándose reacciones adversas diferentes a la de la población general. 

Por otra parte, la falta de evidencia científica en determinados grupos no indica que estas personas están inhabilitadas de recibir la vacuna, pero frente a la ausencia de estudios, no se aconseja aún, hasta tenerlos.

Los principales grupos de personas que no han sido estudiados y, por ende, no tienen aún la indicación son:

Niños y adolescentes: vacuna Pfizer aprobada desde los 16 años. Vacuna Sinovac aprobada desde los 18 años. Estudios en menores desde 12 años se encuentran en ejecución actualmente.
Embarazadas: sin estudios aún.
Lactancia: sin estudios aún.

¿Entonces mi hijo con DM1 de 8 años no recibirá la vacuna?

De momento no. Hay que recordar que no existe aprobación de ninguna vacuna para niños, pero esto no debe alarmarnos, ya que los niños en general no cursan con síntomas al contraer el virus o éstos son muy tenues y poco peligrosos.

¿Qué vacuna debo recibir dado que hay varias disponibles?

En este momento el 100% de las vacunas están a cargo del MINSAL, por lo que no hay posibilidad a acceder a ellas de manera privada ni elegir cual deseo usar. La mayor cantidad de dosis disponibles corresponde a la vacuna Coronavac, del laboratorio Sinovac, mismo laboratorio que fabrica las vacunas contra la influenza que usamos todos los años, por lo que es probable que la mayoría de la población reciba ésta.

Dado que la vacuna del laboratorio Pfizer se puede utilizar en mayores de 16 años, es probable que adolescentes entre 16 a 18 años puedan ser vacunados con ella.

Ambas vacunas confieren protección sobre las infecciones graves y son seguras.

Si tengo otras condiciones de salud y recibo otros medicamentos ¿Debo y puedo vacunarme?

Debe evaluarse caso a caso con su equipo médico. Son pocas las enfermedades o medicamentos que hacen no aconsejable la vacunación, por lo que la gran mayoría de las personas con diabetes deberíamos recibir la vacuna.

¿Cómo afectará la vacuna mi glicemia y mi diabetes en general?

Dado que en algunas personas podría ocasionar una “mini gripe” un par de días, tu glicemia podría experimentar los cambios como en los días enfermos: hiperglicemia con insulinorresistencia, por lo que es aconsejable monitorizar más frecuentemente tu glicemia y quizás, aumentar las dosis de tu insulina basal y ultra rápida.

Si ya tuve COVID, ¿debo vacunarme?

Sí. Es posible la reinfección y la vacuna podría ayudar disminuir los riesgos de ésta. Se recomienda recibir la vacuna a pesar de haber tenido la infección previamente.

¿Cuándo será mi turno de recibir la vacuna?

Cuando el programa ministerial lo estipule. Éste ha cambiado y lo seguirá haciendo, pues la información con la que contamos es dinámica y está bien que se vaya ajustando en la medida que sabemos más. Encuentra el calendario de vacunación en el sitio oficial: https://www.gob.cl/yomevacuno/

De acuerdo al calendario de vacunación oficial de Ministerio de Salud Chile y según la clasificación de «enfermedades metabólicas» que se ha dado a la diabetes en la campaña #YoMeVacuno, las personas con esta condición podrán iniciar su vacunación de acuerdo a su edad a partir del día lunes 8 de marzo.

¿Cómo puedo recibir mi vacuna?

Se debe seguir el calendario establecido para saber la fecha. Para estos efectos, se considera a la diabetes mellitus como una enfermedad metabólica, por lo que quienes tengan entre 18 a 59 años pueden acudir a vacunarse.

Las vacunas que actualmente se están utilizado en Chile se usan en 2 dosis, administrando la segunda 4 semanas después de la primera. Es necesario recibir ambas dosis para conseguir el efecto reportado en los estudios científicos.

Las vacunas serán administradas en los vacunatorios regulares, CESFAM, hospitales y clínicas. Debes acudir al mismo lugar donde te administras la vacuna contra la influenza todos los años. Encuentra tu vacunatorio más cercano en https://www.gob.cl/yomevacuno/vacunatorios/

Frente a la aparición de nuevas cepas del virus, ¿las vacunas disponibles en la actualidad ayudarán?

Las nuevas cepas del virus son en esencia “primos” del virus que conocemos, por lo que, si bien no son idénticos, son muy similares. El efecto protector que nos conferirá sobre estas nuevas variantes dependerá de la similitud respecto al virus original y el mecanismo de acción de cada vacuna. En general, lo que se ha reportado a la fecha, es que existe una protección cruzada, que se refiere a que por recibir la vacuna contra el SARS-CoV-2 “original” tendremos cierta protección para las nuevas cepas. Esto refuerza la idea de que contar con la vacuna es una ayuda que no soluciona el problema completamente, pero es un aporte fundamental en esta cruzada en contra de la pandemia.

¿Cuándo NO debería vacunarme?

Sólo si se ha presentado alguna reacción alérgica severa previamente a alguna vacuna (anafilaxia), que ha requerido consulta en el Servicio de Urgencia de manera inmediata. Para otros tipos de alergias, pregunta directamente a tu médico.

Recomendaciones finales

La recomendación entonces es a vacunarse, dado que los beneficios sobrepasan por mucho a los posibles efectos adversos, que en su mayoría son escasos, leves y transitorios. Mantente atenta/o al calendario de vacunación y pregunta a tu equipo médico si tienes dudas si debes o puedes recibir la vacuna.

Finalmente, te invito a que difundas el mensaje que las vacunas son seguras, eficaces y una herramienta fundamental para el control de esta pandemia entre tus amigos y familiares, así como es necesaria y útil para la prevención de la influenza anual en quienes tenemos diabetes.

¡Juntos saldremos de ésta!

Para más información te recomiendo visitar los siguientes enlaces:

https://www.minsal.cl/informacion-tecnica-vacunas-covid-19/

https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2021/03/GRUPOS-OBJETIVOS-3-marzo-2021.pdf

https://www.jdrf.org/blog/2021/01/22/answering-your-questions-about-the-covid-19-vaccines/

company logo
  • Sede Central : Lota 2344, Providencia, Chile. Teléfono: +56223673900 Correo electrónico: fdj@diabeteschile.cl
  • Sede Viña del Mar : Av. Valparaíso #507, oficina 208, Edificio Portal Alamos, Viña del Mar. Región de Valparaíso. Teléfono: +56223673964 Correo electrónico: fdjquintaregion@diabeteschile.cl
  • Sede Concepción : Cochrane 635, oficina 703-A, Edificio Plaza Centro, Concepción. Región del Bio Bio. Teléfono: +56223673952 Correo electrónico: fdj@diabeteschile.cl